Xul Solar

Hombre versado en todas las disciplinas, curioso de todos los arcanos, padre de escrituras, de lenguajes, de utopías, de mitologías, huésped de infiernos y de cielos, autor panajedrecista y astrólogo perfecto en la indulgente ironía y en la nerosa amistad, Xul Solar es uno de los acontecimientos más singulares de nuestra época. 

Hay mentes que profesan la probidad, otras, la indiscriminada abundancia; la invención caudalosa de Xul Solar no excluye el honesto rigor. Sus pinturas son documentos del mundo ultraterreno, del mundo metafísico en que los dioses toman las formas de la imaginación que los sueña. 

La apasionada arquitectura, los colores felices, los muchos pormenores circunstanciales, los laberintos, los homúnculos y los ángeles inolvidablemente definen este arte delicado y monumnetal. El gusto de nuestro tiempo vacila entre el mero agrado lineal, la transcripción emotiva y el realismo con brocha gorda; Xul Solar renueva, a su modo ambicioso que quiere ser modesto, la mística pintura de los que no ven con los ojos físicos en el ambito sagrado de Blake, de Swedenborg, de yoguis y de bardos.

Jorge Luis Borges

Hace tiempo que quería escribir sobre Xul Solar. Sin embargo, al igual que su museo se abre desde una fachada tradicional y sencilla a una compleja composición de espacios y volumenes, su obra parece expandirse por momentos a complejos símbolos y los más impensables inventos.

Xul Solar fue uno de los artistas más importantes de Argentina, y el único que cuenta con un museo dedicado eclusivamente a su obra en Buenos Aires. Podemos hablar de su pintura, pero es solo una parte de su creación. Investigó y creó dos nuevos lenguajes, propuso una nueva notación musical, así como una variación del piano tradicional y varios juegos como el panajedrez, expuesto en el museo Xul Solar. Además, fue escritor, arquitecto, titiretero y astrólogo, entre otras cosas.

inefablementerotica

Aunque la pintura fue unicamente una parte de su producción, en ella se ve representado cómo concevía el mundo y el complejo universo que de alguna manera giraba a su alrededor y deseaba mostrar y aplicar a la realidad común. Por ello, empleaba estas representaciones (principalmente de acuareas o témepras sobre materiales tan elementales como cartones), como medio de comunicación lleno de símbología de las más diversas culturas y numerosos detalles. Paso a paso, creó paisajes oníricos, de recorridos y artefactos imposibles realmente impactantes. Su obra también pretendia ser una base para la religión universal que ideó, como unificadora y pacificadora de todas las religiones.

7. Xul Solar preparando carta astral

Sin título

El Museo Xul Solar, se encuentra en Buenos Aires y es una remodelación de la antigua casa del artista. Símplemente la visita al edificio resulta realmente interesante, aunque demasiadas partes se encuentra cerradas al público.Respecto a las obras, están organizadas por orden cronológico y a lo largo del recorrido se pueden apreciar inventos como el piano que creó o el panajedrez. Desde mi punto de vista, resulta una visita realmente impactante y curiosa, que te aproxima a otras realidades.

http://www.xulsolar.org.ar