Muerte en Venecia

Quería recomendar un libro que leí hace un tiempo (así que voy a hablar un poco de memoria). Se trata de La muerte en Venecia de Thomas Mann.

Thomas Mann es uno de mis autores preferidos. Fue un escritor alemán de novela psicológica y filosófica. Entre los muchos temas sobre los que escribió este autor se encuentran el arte y la filosofía del arte; de hecho, todos los relatos que he leído de él hablan en alguna medida del arte: Doktor Faustus (un compositor que vende su alma al diablo), La montaña mágica (en la que se abordan muchos temas, siendo el arte uno de ellos, aunque no el más importante), La Muerte en Venecia, Mario y el Mago… Thomas Mann fue galardonado con un premio Nobel (1929) en reconocimiento a su trayectoria literaria.

Esta novela que os propongo es una de sus mejores obras, a mi parecer. No es muy larga, se lee relativamente fácil y sin embargo tiene un gran contenido. Quería hablar de ella aquí porque la novela habla fundamentalmente de la belleza.

El protagonista, Gustav von Aschenbach, un afamado escritor de ordenada vida, viaja a Venecia por un impulso sin mucho fundamento. Allí, en el hotel en el que se hospeda, en la isla del Lido, se aloja una familia polaca, a la que pertenece el otro protagonista de la novela: el joven Tadzio.

A lo largo de la novela, Aschenbach desarrolla un estado de enamoramiento platónico hacia el efebo, que se ve alentado por el mismo joven que parece en parte darse cuenta del estado del artista. El escritor llega a una desfiguración de sus prioridades, de su personalidad y de su físico verdaderamente grotesca. La novela, como su nombre indica, termina con la muerte del escritor,  que presa de la epidemia se entrega a los brazos de la parca con tal de no dejar de contemplar al bello muchacho.

Hay que aclarar que Tadzio es la representación de una belleza casi divina, que no posee ninguna imperfección, todo en él es armonía y equilibrio… El enamoramiento que experimenta el escritor no es tanto a la persona de Tadzio en sí sino más bien a su belleza. Él se queda prendado en primer lugar de la belleza y la gracia de la criatura. Es decir es un enamoramiento de un tipo estético, incluso carnal, pero no tanto sentimental. Además es un amor irrealizable y condenado a ser platónico. Y ahora el cotilleo: ya podéis imaginaros las ampollas que levantó al tratarse de un enamoramiento de un hombre hacia otro, aunque en fundamento la novela no trate en forma principal de la homosexualidad.

En el transcurso de esta narración, vivida desde el punto de vista de Aschenbach, vamos adentrándonos en el universo de lo bello. Es un camino paradójico, pues cuanto más se acerca el escritor al joven (primero fijándose en él, luego sintiendo agrado, posteriormente enamorándose, después cambiando de aspecto y finalmente muriendo por su causa), mientras más se acerca el ser humano al objeto de belleza efímera y divina, más se acerca a su propia destrucción, más se pierde a sí mismo, sustituyendo los principios lógicos y metódicos en los que se sustentaba su vida por otros nuevos, caprichosos… Es increíble como el amor al objeto bello trastorna completamente la existencia del escritor. Da incluso miedo el ver cómo podría verse influida la existencia de uno…

A parte de este camino de perdición, el tema principal es, por supuesto, la belleza. Aquí viene la pregunta: ¿Una cosa es bella porque me gusta, o me gusta porque es bella? O lo que es lo mismo: qué es antes, ¿la belleza o el “placer estético”? La tesis de la novela parece clara: existe el ideal de belleza (Tadzio), existe la belleza y a partir de este principio, viene el placer estético… pero Aschenbach no lo pensaba así antes de conocer a Tadzio. Además, el resto de gente de la playa ¿no se da cuenta de ese objeto de belleza que hay ante sus ojos? Incluso: ¿No sacamos ligeramente la conclusión de que es una situación un tanto exagerada la que se da? ¿Por qué sólo se enamora Aschenbach?

Y aún hay más: si esa belleza natural es de un corte divino, asexuado, casi inhumano, ¿en qué posición deja esto al arte? ¿Debemos abandonar las prácticas artísticas porque solo la naturaleza alcanza la perfección? Recordemos que Aschenbach deja de un lado al arte (su profesión, su vida, su literatura) en favor de esa belleza, perfecta y natural. Inalcanzable. Quizás la respuesta está en que el arte convierte esa belleza efímera en algo duradero e “imperturbable” (Tadzio al fin y al cabo envejecerá) ¿Intenta el arte alcanzar este ideal natural o más bien intenta escapar a la creación natural y crear algo más perfecto e irreal, imperturbable y, en cierto sentido, eterno?

Todas estas reflexiones (y muchas más, que no pongo aquí porque no pararía) surgen de la lectura de este libro.

No puedo dejar de hablar de la película con el mismo nombre del director italiano Luchino Visconti. La película, bajo mi punto de vista, es una maravilla: ritmo lento, tomas largas de la ciudad de Venecia (tanto para los más conocidos paisajes como para los más tenebrosos), mucha imagen y pocos diálogos, música bellísima del adagietto de la quinta de Mahler (según dicen, la persona en la que se basó Mann para crear el personaje de Aschenbach), y una gran interpretación en el papel de Tadzio por el actor Björn Andresen. Una delicia para la vista y para la mente y bastante elocuente a la hora de expresar lo que dice la novela.

muerte en veneciaFotograma de la película.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Muerte en Venecia

  1. Me alegra muchísimo leer una entrada dedicada a un libro de un gran autor. La película es maravillosa… pero te olvidas de mencionar al que es su protagonista: Dirk Bogarde. Siento debilidad por este grandísimo actor. ¡¡Muy bien!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s