Imagen

La mirada del gato

La mirada del gato

Acechante, en la oscuridad de los rincones olvidados, se agazapa, espera…

Dueño de sí mismo, de su destino; dueño con dueño y sin dueño, el gato zalamero se pasea por el comedor.

No tiene hambre, pero atrapa las musarañas que entretejen los recuerdos dormidos en las esquinas. No teme, pero se alza paladín en la alcoba atormentada por los sonidos silenciosos. No ama… y sin embargo acaricia las noches con afecto sonámbulo y mudo.

El gato, dueño de la noche, acaricia con su mirada verde las sombras de los sueños mientras en la suavidad de su pelaje gris envuelve la ternura de los suyos propios.

Foto: 9-4-12, mi gata, Missi (2002-12), tras despertarse de su sueño en el sofá.

Anuncios

Un pensamiento en “La mirada del gato

  1. Pero ¡¡¡QUÉ PRECIOSIDAD!! Es muy guapa. A mí me encantan los gatos. Un estupendo homenaje. Se lo merecen. Gracias por compartirla. Muy bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s