Dido’s lament

Quería mostraros una obra de Henry Purcell (1659-95), una de mis músicas preferidas. Para los que no conozcan a Purcell: se trata de un compositor del primer barroco musical. Como muchos habréis averiguado por su nombre: era británico. Su prematura muerte truncó el desarrollo de la ópera inglesa, dejándola (como al resto de óperas) fuera del tablero de lucha de las óperas francesa e italiana (la créme de la créme).

¿Por qué digo esto, si Purcell no tiene más que una ópera en sí? Porque esta ópera presagiaba el nacimiento de un estilo operístico único, original y británico, basado en la tradición musical de las islas. No, no me refiero a las banderitas, el Big Ben y God save the Queen (aunque por esa época ya leo muchos títulos de obras que sospechosamente contienen ese vocablo, queen). Me refiero a los anthems (himnos), la música incidental para teatro, la sencillez armónica… Y es que en bretaña, además de patrióticos, siempre han sido muy originales en la historia de la música (y en la cultura, en general).

Os dejo este fragmento, ya que no me atrevo a poneros la ópera entera, por su duración, aunque toda ella es fantástica (los valientes la pueden encontrar en Spotify). Es el lamento de Dido, de la ópera Dido y Eneas. Esta hermosa aria narra las palabras finales de la reina Dido tras la marcha de su amado Eneas, que la deja atrás en Cartago.

El texto de despedida y desconsuelo es cantado con una sencilla, hermosa y triste melodía. La orquesta y el continuo acompañan a la reina en su lamento. Siguiendo la estética barroca, se utiliza la figura retórica del bajo de lamento (el bajo desciende cromáticamente –por semitonos), esta figura significa gran tristeza. Se utiliza la forma de la chacona (a grandes rasgos: repetición continua de una armonía y bajo, mientras la melodía varía).

Os dejo dos videos del mismo fragmento cantados por sopranos diferentes: el primero es de una cantante (Barbara Bonney) que me gusta mucho por hacer generalmente muy buenas interpretaciones de muchos tipos de música, y por su timbre de voz; el segundo pienso que hace una interpretación muy adecuada y la artista tiene una voz muy bonita también. En principio os iba a traer el primero, porque Bonney siempre es una buena apuesta. Pero encontré el segundo y no sabía cual elegir. Los dos son muy bonitos, y exhiben un gran dominio técnico de las cantantes.

Bonney hace una interpretación muy adecuada y muy en estilo, a mi parecer; su voz es muy dulce. Graham me parece más emotiva y dramática, y en esta pieza, opino, va muy bien. Su timbre es un poco más oscuro y es muy adecuado. Y, para los más avezados, los instrumentos del continuo (el acompañamiento básico en el recitativo, al que se le suma la orquesta en el aria) son diferentes. En Bonney, la parte del continuo la hace una tiorba (hablo de oídas), que es un instrumento de cuerda pulsada con un registro grave. En Graham el continuo lo hacen el cello y el laúd que es un instrumento de cuerda pulsada más agudo. La diferencia se nota bastante porque en el de Graham se escuchan mucho mejor las armonías del continuo.

Estaréis pensando: esto del continuo es muy aleatorio, cada versión tiene un continuo diferente. Sí: el continuo (para los que no lo sepan) es una línea melódica de bajo (las notas más graves de una composición, y muy importantes), y debajo del bajo –valga la redundancia– se escribían unos numeritos que indicaban qué armonía había sobre cada nota (los acordes que acompañan a la melodía). No está escrito para instrumentos en concreto, por eso cambia según las versiones. Se hace con un instrumento grave que haga la línea de bajo, como el cello, y un instrumento polifónico que haga los acordes ornamentándolos, como el clave (lo más habitual) o el laúd.

Bien, no era mi intención extenderme tanto. Yo sólo quería mostraros esta preciosa obra, pero no he podido evitar meterme en estos asuntos (me gusta mucho escuchar de forma consciente y que los demás puedan escuchar también de esta manera). Aquí están para quien los quiera leer. Espero no haber sido muy críptica con los términos.

Aquí los videos (antes del aria está el recitativo):

 Aquí la partitura:

 http://conquest.imslp.info/files/imglnks/usimg/d/d8/IMSLP132261-WIMA.189d-Purcell_Dido_s_Lament.pdf

Y aquí el texto:

Inglés

(recitativo)

Thy hand, Belinda, darkness shades me,

On thy bosom let me rest,

More I would, but Death invades me;

Death is now a welcome guest.

(aria)

When I am laid, am laid in earth, May my wrongs create

No trouble, no trouble in thy breast;(x2)

Remember me, but ah! forget my fate,(x2)

Remember me, remember me, but ah! forget my fate.(x2)

Castellano

(recitativo)

Tu mano, Belinda; la oscuridad me envuelve.

En tu seno déjame descansar.

Más quisiera, pero la muerte me invade;

La muerte es ahora una bienvenida visita.

(aria)

Cuando yazga, yazga en la tierra, que mis errores

no causen cuitas a tu pecho; (x2)

Recuérdame, pero ¡ah! olvida mi destino; (x2)

Recuérdame, recuérdame, pero ¡ah! olvida mi destino. (x2)

Anuncios

Un pensamiento en “Dido’s lament

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s